Odisea equina

En la granja solo quedan 3 caballos y 4 yeguas. Los demás murieron por culpa de la peste alimenticia. Una sustancia tóxica desconocida se dispersó por esta granja y las cercanas, provocando malestares digestivos a todos los animales. Sin embargo, solo mueren los caballos.
Perros, gatos, cerdos y humanos tienen molestias muy graves, pero se curan botando la sustancia por su boca. Después de expulsada, los granjeros limpian el suelo, lavan lo que se ensució y continúan como si nada hubiese pasado. A eso lo llaman vómito y es pestilente para todo animal. Lamentablemente los corceles no pueden hacer lo mismo. Solo pueden quejarse de dolor por horas, convulsionar y morir instantaneamente.
Una pareja, caballo y yegua, se decidieron solucionar este problema de una vez. Analizaron las posibles soluciones:

  1. Eliminar la sustancia tóxica de todo lo comestible. Muy dificil para cualquier especie, ya que la sustancia es invisible a todos los ojos.
  2. Elaborar una sustancia que eliminase o destruyese el efecto del veneno
  3. Cambiar la anatomía equina para poder vomitar como hacen todos los demás.

Las tres soluciones son impracticables, por lo menos para un corcel. Pero pueden realizarlas algunas criaturas, como las hadas. Pero las hadas normalmente son indistinguibles de los insectos, por lo que llegar a un hada es como buscar una aguja en un pajar, algo que todo humano detesta.
―Y ahora, ¿qué haremos?
―Entonces…

“Gracias. Me puedes llaman Flum. Si necesitas ayuda puedes buscarme en algun charco y llamarme con un relincho. Yo acudiré. Es un favor de hada por haberme salvado.”

―¡Claro! Puedo pedirle ayuda a una amiga hada que conocí cuando me rescataron ―recordó la yegua―. ¿Hay una fuente de agua cerca?
―Si. En los prados cercanos al límite por el sur.
―¡Entonces vamos!

Llegaron al charco. La yegua se detuvo y relinchó con agobio. Después de unos eternos dos minutos llegó el hada Flum. Era una típica hada de las praderas, de ojos grandes y aspecto de abeja. Le explicaron el grave problema que padecen los caballos y la granja y le preguntaron si podía hacer algo.
―Me encanta tu segunda solución. Es la única que puedo hacer con mis poderes. Pero tengo un complemento para esto. Una alternativa a la solución 1.
―¿Cuál es?
―Es una sorpresa que revelaré cuando les entregue la pócima. Ahora me esperan un rato que voy a conseguir las hierbas.

Los corceles volvieron a la granja. Solo quedaba un caballo y una yegua además de ellos. Justo detrás llegó Flum con la bebida curativa. Los cuatro caballos la bebieron. Al rato dejaron de sentir molestias.
―¡Un momento! ¡Antes de que celebreis nada, debo poneros estos lentes!
―¿Qué?
―Es la sorpresa. Estos lentes os harán ver el alimento contaminado. Vengo de encargarme de lo que generaba la sustancia tóxica, por lo que la sustancia desaparecerá de esta parte del mundo gradualmente.
―¡Gracias, Flum!
―No hay de que. Solo cumplo con mi deber de hada y con la amistad de una valerosa corcel.

Este relato es parte de mi participación en Whitember “Copos de letras”, un reto en Twitter de Escritos Cometa.
Blog

Twitter

2 comentarios sobre “Odisea equina

  1. ¡Hola! Lo primero de todo, gracias por participar en los retos de #writember, y lo segundo y más importante, ¡que relato más genial! Mientras lo leía no podía parar de pensar que genial era que hubieras hecho uno de los requisitos del reto en el protagonista. ¡Le da un toque perfecto a tu historia! Y lo mejor, me has dejado con una intriga horrible por saber dónde estaba la sustancia tóxica, ¿qué es lo que ven los caballos? Arggg, ¡no sé si podré vivir sin saberlo! En definitiva, un relato muy agradable. ¡Enhorabuena! Espero verte en el resto de retos, este lo has superado con creces.
    Un saludo,
    Cometa.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por el comentario. La sustancia, al parecer, es metálica, pero no puedo asegurarlo. Hay algunas cosas que deben quedar en el misterio. Las hadas son de guardarse secretos, quizá por nuestro propio bien.
      Estaré en los próximos retos en lo sucesivo (siempre que tenga tiempo, la universidad es cometiempo por excelencia)
      Un saludo de vuelta.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s