Vacaciones amnésicas

Erase una vez una piscina no muy grande, en la que yacían nueve personas. Ninguna de ellas sabe cómo llegó.
Mientras intentaban recordar, el agua caliente se volvió muy caliente. Demasiado caliente.
Mientras comenzaban a despellejarse, apareció un pollo gigante sobre ellos que dijo: "Mamá, la cena está lista".

Este relato participa en Emociones en 50 palabras de Sadire Lleire.

3 comentarios sobre “Vacaciones amnésicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s