A la nieve no le importa nada

Unos rayos de sol son suficientes para despertar a la criatura de su siesta de doce horas. Se levantó de su lecho y comenzó sus ejercicios de calentamiento. Estiró sus patas y agitó con fuerza sus alas. Ya en forma, se dispuso a salir de su cueva para ver cómo iban las papas. Pero aún … Sigue leyendo A la nieve no le importa nada